domingo, 29 de marzo de 2015

Escena Eliminada de Vortex de S.J. Kincaid

Hola a todos, como sabran el otro día S.J. Kincaid, autora de la saga Insignia, compartió en su página web una escena muy divertida entre Tom y Blackburn que fue eliminada de Vortex (segundo libro de la trilogía) y la traduje para que todos puedan disfrutaran de esta escena cómica.

----------------------------------------------------------------------------
 Escena de Educación S. cortada de Vortex.

Estaba pasando por algunos archivos en mi computadora ayer y encontré un montón de escenas que corte de VORTEX y CATALYST. Aquí, yo pensé en compartir algo para su placer literario- una escena de corte de VORTEX entre Tom y Blackburn.

El contexto: Heather ya sabe lo que Tom puede hacer. Ella está tratando de manipularlo. En esta versión, Yuri aún no está herido. Tienen una pelea simulacro que termina con torpeza.
Seguido por:

Tom la miro con ojos desorbitados. Él los había visto. Él solo había mirado.

-Señor –Heather dijo, enderezándose repentinamente.

Tom se sobresalto, dándose cuenta de que Blackburn estaba allí que  había mirado de desapercibido durante la pelea.

-Necesito alguien más pequeño que yo para subir al eje de reparación-dijo Blackburn.

Heather se sonrojo un poco. Tom también lo hizo, porque cada centímetro de él era dolorosamente consciente de las tetas que acababa de ver. Las maravillosas y gloriosas par de tetas.

-Iba a ordenar a Raines, pero ahora, Akron creo que usted puede hacerlo. Las instrucciones están en su neuroprocesador- Blackburn escribió en el teclado de su antebrazo.

-Pero Señor –Heather se opuso  -¿Qué pasa si hay un ataque ruso-chino y me necesitan?

-Correré el riesgo.

-Al General Marsh no le gustará –amenazó

- Usted tiene dieciocho años, señorita Akron. Raines tiene quince. Creo que, más que molestar al general Marsh sobre esta petición de menor importancia, podrá ir y hacer lo que le pido que haga –la sonrisa de Blackburn era peligrosa.

El rostro de Heather creció de un frío glacial. Ella asintió con rigidez, y luego caminó por delante de él.

Blackburn se volvió a mirarlo, y luego dijo:

-Venga conmigo.

-¿Por qué? ¿Señor?  -Tom no se movió.

-Sólo sígame.

Minutos más tarde, ellos  estaban sentados uno al frente de otro en la oficina del Blackburn. Tom se sentó allí, preguntándose lo que había hecho mal. Blackburn estaba tamborileando los dedos sobre la mesa, y parecía estar mirando a cualquier cosa menos a él.

- Señor Raines –el dijo –Hemos tenido nuestras diferencias.

-¿Así es como usted llama el intentar destruirme la mente? ¿Tener nuestras diferencias?

-Exactamente –dijo Blackburn rotundamente  -Pero el hecho es, que he visto bastantes recuerdos de su infancia para saber algunas cosas acerca de su crianza, y ahora que acabo de entrar en... eso. Tengo que hacerle una pregunta incómoda ahora.

-No, usted no lo haría.

-La Aguja es un entorno de elevado contenido político –dijo Blackburn con voz tensa. –Los congresistas debaten su currículo en lo que es el hogar. En resumen: no hay educación sexual aquí. ¿Su padre o cualquier adulto en cuestión lo educaron sobre las mujeres?

Tom sintió que su rostro se inundaba de calor.

- Yo no hice eso. Su camisa apenas se abrió y aparecieron. Era como una fuerza de la naturaleza. Dos fuerzas de la naturaleza. Y... y eso significa que no necesito escucharlo  -Sentía que estaba en angustia, estaba tan desesperado de que esta conversación acabara. -Sé todo sobre las chicas, ¿de acuerdo? Tengo internet.

Blackburn hizo una mueca de dolor. Se pellizco el puente de su nariz.

-Tenía miedo de que dijera eso. Escuches, si usted no quiere escucharlo de mi, puede escucharlo de la señorita Ossare ¿Quiere que la llamé?

Tom se sentó allí, mortificado. No podía hablar.

- Te enviaré a ella.

-¡No! –Dios, eso sería torpe, una mujer que le decía de... de todas esas cosas. -¿No hay un folleto o algo así?

-Cállese, Raines. Esto será rápido. Vamos a empezar con un poco de la biología humana básica. Los seres humanos tienen ciclos, como verá, pero el ciclo femenino es el más relevante para nuestra discusión.....

* * *
Fueron los veinte minutos más horribles de la vida de Tom. Se sentó allí, congelado en su lugar, como un rehén, esperando a que Blackburn concluyera. Al menos él parecía tan incómodo con esto como Tom se sentía.

-Y así –concluyó Blackburn –es como una noche de diversión se convierte en manutención infantil de por vida y la sífilis resistente a los medicamentos.

Fuente: http://sjkincaid.com/announcements/mrs-dalloways-event-and-cut-sex-ed-scene-from-vortex/

1 comentario:

  1. ohoooo cielos, ese par de gloriosas tetas...

    ResponderEliminar